[…]" />

Un Negocio de Comida Rápida ¿Es la opción para Emprender?

Como ya sabrás en México hay infinidad de restaurantes y puestos de comida en diversas calles y avenidas, seguramente has imaginado que puede ser una excelente idea de negocio, y bien, si puede serlo si defines bien tus objetivos, hacia donde quieres llegar y donde debes estar, de lo contrario será poco complejo ya que si no defines bien los puntos anteriores y sobre todo el tipo de comida que venderás en el lugar adecuado, definitivamente puede no ser exitoso.

Este es uno de los negocios con más auge ya que todos deseamos un día a la semana o dos no cocinar y poder gozar de sentarnos en una mesa ser atendidos o bien pedir los alimentos para llevar, ingiriendo lo que más nos guste o bien como todos sabemos en ocasiones al estar laborando o estudiando no te queda otra opción que recurrir a lugar de comida corrida, restaurantes o puesto de comida en la calle.

En México el 60% de la población come en puestos de la calle o pequeñas fondas, ya que es poco el tiempo que destinamos para esta actividad durante la jornada laboral y es más práctico recurrir a estos lugares que esperar horas en la recepción de algún restaurante para poder pasar a comer, es por ello que un negocio de comida rápida llega a ser una buena opción para muchas personas como idea principal de negocio.

En la actualidad resulta poco complicado ya que es muy demandante este tipo de negocio, al requerir de ciertos objetivos y puntos básicos clave a tener en cuenta para que resulte con éxito, así bien brindar productos del día, mantener todo limpio y en orden, requiere de grandes sacrificios, pero si al final lo defines bien y no desistes, seguramente obtendrás un buen resultado.

Si en este momento estás pensando poner un pequeño puesto de comida rápida te brindamos algunos consejos que puedes tener en cuenta para lograr establecerlo con éxito y perdure.

 

Tener en cuenta la Inversión Inicial

Aun que es importante la presentación de tu negocio, tienes que ir despacio, ya que, en un inicio no te podrás dar el lujo de comprar la vajilla, las sillas o los manteles más caros, lo principal que no debes olvidar es que la gente tiene que ir y buscarte por tu comida, por el servicio, así que, puedes tener un buen negocio con productos y mobiliario económico, pero de calidad.

El ahorro es una parte muy importante, ya que deberás ser consciente de que implica sacrificios, y uno de ellos será medirte en los gastos.

En caso de que no tengas capital para iniciar, puedes considerar la opción de recurrir a un préstamo de un familiar o una institución bancaria, tomando en cuenta que en para este si tendrás que tener definido un Plan de Negocio, pues de lo contrario no te querrán hacer ese préstamo. En este punto ya debes tener bien definido que es lo que vas abrir si un puesto o un restaurante, con la diferencia de que en este último la inversión será aún mayor.

 

Ubicación y Producto adecuado

Este es uno de los puntos más importantes para el éxito de tu negocio, pues deberás empezar a pensar en un lugar estratégico donde ubicar tu puesto, ya que no en cualquier lugar te brindara las ventas que deseas.

A demás considera que tus productos sean del gusto de tus futuros clientes, ya que no será viable vendas comida chatarra afuera de un gimnasio o comida saludable a fuera de una escuela ya que los niños y adolescentes lo que menos quieren son las verduras, eso sería de poco éxito para tu negocio.

Por eso es importante que encuentres un lugar adecuado y apto para vender tu comida, recuerda que la comida rápida tiene mucha rentabilidad porque es un alimento, como su nombre lo dice rápido y sencillo de preparar.

 

Presentación

El iniciar con una baja inversión no significa que no prestes atención a ciertos detalles como en la presentación o diseño de tu local, si bien es cierto, la gente tiene que ir mas por tu comida, pero no implica que descuides detalles como este.

Se sencillo pero concreto, utiliza colores que vayan con lo que quieras proyectar, de igual forma mantén bien organizado tu lugar de trabajo, debes dar a notar que tienes experiencia en preparar tus alimentos, que tu área de trabajo no sea desagradable para la vista de tus comensales.

Cuida que por muy sencillos que sean tus platillos, tengan una buena presentación para tus clientes, no por ser sencillo quiere decir que no puedas darle una buena imagen, utiliza tu ingenio y deja que vuele la creatividad.

 

Higiene

Es de vital importancia que consideres en todo momento que tu área de trabajo y las instalaciones de tu local o tu puesto se encuentren en perfectas condiciones para que los comensales se sientan seguros de ingerir alimentos; si estás pensando en contratar quien te apoye, es importante hacerle hincapié que debe de usar redes en el cabello, lavarse las manos en todo momento o utilizar guantes, según sea el caso, tener uñas cortas en ambos sexos y limpias, recuerda que un comensal se fija en todo y es importante no dar una mala impresión.

No olvides tener el higiene adecuado con los alimentos que compres, lavarlos y desinfectarlos sobre todo si son vegetales o mariscos, quizá parece exagerado, pero seguramente no querrás que bajen tus clientes o hablen mal de ti porque tu comida los enfermo.

 

 

Teniendo en cuenta estos aspectos, tener un negocio de comida será muy rentable y lograrás obtener el ingreso y el éxito deseado con la finalidad de que más tarde puedas dejar de encargada a otra persona y de ese modo no tengas que desgastarte mucho. Siempre ofrece productos y servicio de calidad, eso hará que tus clientes regresen, ser cordiales y amables es un punto a favor en todo momento. Proporcionar a tus clientes mas de una sola opción de pago por los alimentos que consuman será de gran valor, pues en la actualidad a la gente ya casi no le gusta cargar con mucho efectivo, e incluso si fuese un negocio en la vía publica tendría mucho más éxito al aceptar esta forma de pago con un dispositivo tan novedoso.